24 may. 2020

Píldora de Resurrección: Mateo 28, 16-20


Mateo 28, 16-20
En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo:

-«Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.»


Hoy celebramos la fiesta de la Ascensión de Jesús a los cielos. Y el evangelista Mateo nos relata sus últimas palabras, su discurso de despedida a los discípulos.

Creo que es necesario pararse en estas palabras de Jesús, en las cuales envía a sus discipulos a ir por todo el mundo predicando el evangelio. Es lo que conocemos como la gran comisión o el gran mandato: *Id y haced discípulos*.

La iglesia no puede olvidar este mandato. Jesús no nos ha dicho: id y construid iglesias o catedrales y reunid gente, o id y dad de comer a los que tengan hambre, o id y poned en marcha una escuela o un grupo de catequesis....no, Jesús nos ha pedido que vayamos y hagamos discípulos. Ya sé que todo lo demás debemos hacerlo, pero no hemos de perder de vista el mandato original de Jesús: *la iglesia existe para evangelizar* y *para generar nuevos discípulos*, seguidores de Jesús.

Hoy debe ser un día en que revises si de verdad estás respondiendo al mandato de Jesús: *Id y haced discípulos*

0 comentarios: