22 may. 2020

Píldora de Resurrección: Juan 16,20-23


Juan 16,20-23
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
- «Os aseguro que lloraréis y os lamentaréis vosotros, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría. La mujer, cuando va a dar a luz, siente tristeza, porque ha llegado su hora; pero, en cuanto da a luz al niño, ni se acuerda del apuro, por la alegría de que al mundo le ha nacido un hombre. También vosotros ahora sentís tristeza; pero volveré a veros, y se alegrará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestra alegría. Ese día no me preguntaréis nada.»


Hoy Jesús en el evangelio nos dice que estaremos tristes, porque él se va, y con su ausencia nos invadirá la tristeza.

Al mismo tiempo que también recuerda que no podemos vivir desesperanzados y nos lanza la promesa de que volverá la alegría, que no desesperemos.

Cuánta razón tiene Jesús al decirnos esto, si Él falta, falta la alegría en nuestra vida, pero si Él está presente es capaz de llenarlo todo, de invadirnos con su paz, de hacernos capaces de amar con un corazón como el suyo, de provocar que vivamos con esperanza, con una fe iluminada y confiada.

Cuánto necesitamos la presencia de Jesús en nuestra vida para que lo renueve todo, para que cambie nuestra tristeza en alegría.

Te invito a que hoy le pidas que llene tu corazón de alegría, de esa alegría que solo Dios puede dar y que el mundo nos da solo momentáneamente.

0 comentarios: