6 abr. 2020

Cuaresmentena #21


Estos días de cuaresma he visto como muchos católicos compartían publicaciones, donde se podía leer que las monjas de clausura están comenzando a hacer mascarillas. Yo no dudo en ningún momento que la buena fe de los mismos guiase sus actos. Ahora bien, cuando no nos solemos acordar  de ellas en tiempos de normalidad, ¿Qué sentido tiene que  compartamos ahora, publicaciones de tal índole? ¿Cual es la razón para hacer esto? 
Pues es, bajo mi humilde punto de vista, que hemos comprado la versión que nos venden los materialistas del mundo. Muchos de ellos habrán pensado que “por fin estas monjas hacen algo útil” y subir estas publicaciones, únicamente sirve para darles la razón. 
Sin duda que se pongan a realizar mascarillas, es un acto muy loable, pero no he visto que ninguno hayamos agradecido el hecho de que estén rezando por nosotros, con mucho más ahínco. 
Cuando fuimos al Carmelo de Coruña, a hacer un retiro  predicado por Don Javier, uno comprendía que la labor de oración que realizaban las Monjas suplía con creces, todos nuestros defectos u olvidos en nuestras oraciones diarias. Su presencia, es tan necesaria como poco agradecida,  y esto es sólo entendible si creemos en la palabra De Dios.
Se me vienen a la mente las palabras de D.Jesús Urteaga cuando afirma que “queremos recristianizar la sociedad, pero es preciso en primer lugar, que nos recristianicemos nosotros mismos”

Gabriel Salson.

0 comentarios: