3 mar. 2020

Testimonio Fátima 2020

Hace unos días, realizamos la peregrinación a Fátima. Fue una experiencia única, ya que nunca antes la había vivido. En un principio no estaba muy convencida de ir pero gracias a unas amigas me animé y aunque en un principio no valoraba el poder estar allí, después lo disfruté bastante más de lo que me imaginaba. Además, sentía la necesidad de ir para ver si la Virgen me podía ayudar en algunos aspectos de mi vida personal, y para agradecerle otras cosas . Me ha encantado ir ya que me he sentido mucho más cerca de la Virgen y en paz, sobre todo al llegar allí después de peregrinar durante casi todo el día. Sin duda, lo que más me gustó fue llegar el sábado a junto de la Virgen después de caminar. Siento que me ha cambiado como persona, tengo más fe, y si puedo lo volvería a repetir.

María Iglesias, 







0 comentarios: