22.7.19

Descubre cómo fue el CAMPAMENTO DIOCESANO de este año


Hace hoy tres semanas dábamos comienzo a la segunda edición del Campamento Diocesano organizado por nuestra Delegación de Pastoral de Infancia y Juventud. 

Un año atrás lo llevamos a cabo por primera vez con mucho entusiasmo, lo cual se manifestó en la prontitud con la que llegaron las inscripciones y se llenaron las plazas este año.
Durante siete días nos dedicamos a viajar en el tiempo y adentrarnos en historias fantásticas (Aladín, El Señor de los Anillos, El Principito, Asterix y Obelix...) que nos ayudaron a descubrir más sobre Jesús, la misa, la confesión... Y el amor tan grande que Dios nos tiene. Hemos jugado con Aladín, Hermion Granger, San Pedro y Pipa, nuestra viajera del tiempo que nos acompañó durante todo el campamento. También nos encontramos con Saruman y fuimos ayudados por Gandalf para superar las pruebas de agua y aprender que las cargas se deben llevar juntos. 


Ayudamos a Obelix a encontrar su pocima perdida y descubrimos que nuestra pócima mágica es la eucaristía. También nos adentramos en el misterio junto con el principito y descubrimos el Misterio con mayúsculas de nuestra fe. Además, junto con San Juan y Pipa ayudamos a defender a un pueblo indefenso, descubriendo por el camino que solos no podemos y que necesitamos de la generosidad para construir algo juntos y ayudar a nuestros hermanos. Ha sido una auténtica fantasía de campamento. 

Y todo esto siempre de la mano del verdadero protagonista del campamento: Dios, gracias al cual nos hemos reído muchísimo, hemos disfrutado, hemos hecho amigos y, sobre todo, los niños se han sentido tremendamente queridos. 
Intercalados a los juegos y las historias tuvimos momentos de eucaristía, fiesta del perdón y adoración. Han sido unos días tremendamente felices, lo cual se refleja en la alegría tan grande de los niños y las despedida con la promesa de volver el próximo año. 
Ya tenemos plazas reservadas para el año que viene y en breves empezaremos a trabajar con toda la ilusión del mundo para seguir con este proyecto tan maravilloso que es evangelizar a niños a través de la diversión, el amor de los monitores hacia ellos y la presencia constante de Dios. 





















0 comentarios: