11.3.19

Testimonio Fátima: Soy una chica feliz, que no se arrepiente y no se avergüenza de decir que Dios forma un papel primordial en su vida,

Cuando alguien te invita a un evento, tienes varias opciones, rechazarla, esquivarla o aceptarla. Pues esto es lo que me pasó a mí cuando me propusieron ir a Fátima. Había varios motivos por los que rechazarla, el hecho de que fueran en carnavales, el hecho de no conocer casi a nadie y el hecho de pensar en que pintaría yo en un encuentro como ese, seguro que no encajo, fue uno de los primero pensamientos que se me pasaron por la cabeza. Pero pensándolo bien había muchos motivos para arriesgarme a pasar unos días fuera de casa, por ir a esta peregrinación... Presente estaba la curiosidad de conocer gente, la motivación de encontrar a personas con quién compartir mi fe y mis dudas, y darme cuenta que aún hay gente como yo, que prefiere buscar huecos de encuentro tanto personal como con Dios, para poder seguir avanzando en el plano tanto personal como espiritual. Y la verdad que he acertado. 

Decir que el ambiente fue muy bueno tanto para disfrutar (canciones, dinámicas, juegos, momentos de compartir, de conocernos) como para rezar y reflexionar, se tocaron temas importantes de nuestro día a día (amistad, relaciones, vivir la fe tanto en grupo como personal, dudas, miedos, inquietudes) . 

En este papel jugo un papel muy importante el azar, la suerte y la diosicoincidencia de poder compartir los momentos más intensos , importantes y de reflexión con un grupo de chicos , maravilloso , increíble ,mágico ya que desde el primer momento en la presentación inicial encajamos , somos todos muy iguales y a la vez muy distintos ( edad ,procedencia , movimientos cristianos ) . Eso fue lo que lo hizo tan enriquecedor y que los tenga presente en mí día a día..... Quizás de aquí salga una bonita amistad. Tener un nexo común, tan sólido y tan auténtico como es Dios, lo hace todo mucho más fácil porque aunque compartimos creencias diferentes, los valores y las bases son similares. 

Encontrar un espacio para que una gente totalmente desconocida para ti se abra , te comparta sus vivencias , su forma de entender la fe , comparta sus miedos , en definitiva ,su vida , es algo que hace que esta peregrinación fuera enriquecedora y me sirvió para darme cuenta que aunque la sociedad nos identifique o nos juzgue por ir a contracorriente , no estoy yo sola en esa situación, sino que casi 900 personas también lo están y nos necesitamos mutuamente para seguir creando y construyendo esto que nos hace feliz y nos da tanta vida. 

Encontré un sitio de refugio, de desconexión y de llama viva para seguir en camino. La auténtica peregrinación comienza ahora en casa. Recién comenzamos la cuaresma y siento que este año tendré las cosas más claras para poder vivir y sentir esa vida que nos traerá la Pascua..... O al menos en eso confío. 

Sin más agradecer de corazón la oportunidad de formar parte de esta aventura, de esta locura tan bonita como puede ser creer en estos tiempos y de sentirme aceptada por el simple hecho de ser una misma. Como hemos dicho en mi grupo la misión es que nos reconozcan por nuestros hechos, acciones cotidianas, sin necesidad de palabras. 

Soy una chica feliz, que no se arrepiente y no se avergüenza de decir que Dios forma un papel primordial en su vida, y que sin él se siente mucho más vacía, porque ÉL nos da la oportunidad de poder vivir todo esto. 

Ana Gil Méndez

0 comentarios: