23.8.18

Tierra Santa - 2º día


23 de agosto de 2018

Ayer por la noche un pequeño grupo pudimos visitar el Muro de las lamentaciones y rezar allí. Una experiencia impresionante.







Hoy jueves, fue como nuestro Jueves Santo. Pasamos todo el día en Jerusalén. Comenzamos la mañana visitando el Pater Noster, donde rezamos laudes con especial énfasis en el Padrenuestro. A continuación, colina abajo, paramos a orar en el Dominus Flevit, lugar donde Jesús llora al ver Jerusalén, el día de Ramos. Y de ahí, nos dirigimos a Getsemaní: el huerto y la basílica de las Naciones, lugar donde Jesús ora, hasta sudar sangre y donde es apresado.

A un paso de allí se encuentra el lugar donde los ortodoxos rememoran la Dormición de la Virgen María, junto al lugar donde Pedro, Santiago y Juan acompañaron al Maestro en la noche de Getsemaní. Pudimos visitar ambos espacios, antes de desplazarnos a la Iglesia de San Esteban, el primer mártir cristiano. 



























,




















“Quedaos aquí y velad conmigo”







Y por la tarde, nos dirigimos caminando al Monte Sión, pasando por el barrio Armenio. Parada obligatoria fue la Basílica de Santiago, antes de dirigirnos al Cenáculo, donde pudimos orar y muy cerca celebrar la Eucaristía, momento en que los sacerdotes del grupo renovaron sus promesas. 
Y ya a continuación visitamos la Basílica de la Dormición de la Virgen María y el Galicanto, donde cuenta la tradición que a causa de la negación de Pedro cantó el gallo tres veces.
Y culminamos el día con la Hora Santa en Getsemaní, un momento vibrante, de intensa oración.


















0 comentarios: