3.8.17

Brasil: “Contemplar la imagen de la Madre Aparecida”, mensaje a los jóvenes

El Papa escribe a los jóvenes de “Rota 300” reunidos en Aparecida




Santuario De N.S. De Aparecida © Wikicommons Valter Campanato/ABr


El Santo Padre ha invitado los jóvenes de Brasil a “contemplar la imagen de nuestra Madre Aparecida”, y a dejar “que María transforme las redes de vuestras vidas en comunidades misioneras “en salida”, que son luz y fermento de una sociedad más justa y fraterna”.

Ellos participaron en el Encuentro Nacional de jóvenes presos celebrado en el Santuario de Aparecida durante los días 29-30 de julio 2017, con motivo de la clausura del proyecto “Rota 300”, en el Año Mariano que conmemora los 300 años del hallazgo de la imagen de Nuestra Señora en las aguas del Río Paraíba del Sur. El mensaje está escrito con fecha del 3 de julio de 2017, aunque se ha publicado hoy, 1 de agosto, en portugués, por la Oficina de prensa de la Santa Sede.

El Santo Padre ha invitado a los jóvenes presos de Brasil a “contemplar la Imagen de nuestra Madre Aparecida” y a dejar “que Ella transforme las `redes´ de vuestras vidas -redes de amigos, redes sociales, redes materiales y virtuales- , realidades que tantas veces están dividas, en algo más significativo: ¡que se conviertan en una comunidad! ¡Comunidades misioneras `en salida´! Comunidades que son luz y fermento de una sociedad más justa y fraterna”.

En este sentido, Francisco invitó a los jóvenes reunidos en el Santuario de Aparecida a construir una nueva sociedad: “Así, integrados en vuestras comunidades, ¡no tengáis miedo de arriesgaros y comprometeros en la construcción de una nueva sociedad, impregnándolo con la fuerza del Evangelio en los ambientes sociales, políticos, económicos y universitarios!”.

Así, el Pontífice animó a los jóvenes a confiar en la Virgen María: “En medio de las incertidumbres e inseguridades de cada día, en medio de la precariedad que las situaciones de injusticia crean alrededor de ustedes, tengan una certeza: María es un signo de esperanza que les animará con un gran impulso misionero. Ella conoce los desafíos en que ustedes viven. Con su atención y acompañamiento materno, les hará percibir que no están solos.”

Fuente:zenit.org

0 comentarios: