13.5.17

Memoria de Penitencial Confirmandos Coruña


Con esta convocatoria nos reunimos, el pasado viernes 12 de Mayo, en los locales de la parroquia de San Antonio unos 150 jóvenes de diferentes parroquias de los arciprestazgos de Faro, Cuatro Caminos y Riazor.

FORMACIÓN. Rafa Casás, diácono Permanente, nos dio una formación sobre el Sacramento de la Confirmación, su significado en el crecimiento y opción personales, su implicación en la vida de la persona; y su desarrollo en la Celebración. 
Este Sacramento es propiamente el sacramento del compromiso personal con tu fe, con tu Dios, con la comunidad. Significa una afirmación de tu fe en Cristo, creer a Cristo, creer lo que Cristo cree y creer como Él cree. 
Con este sacramento optamos por vivir la fe dentro de una iglesia diversa, pero que nos convoca a vivir en comunión, a pertenecer participando de ella. A ser cristianos en Coherencia y autenticidad. 
Este sacramento también nos pide ser socialmente significativos como cristianos, vivir la caridad y la justicia.
Ningún sacramento tiene sentido si no CELEBRAMOS LA FE cada día, nos comprometemos a cuidar nuestra fe y la fe de la comunidad, orar por ella y orar en ella; como primer paso participando de la Eucaristía dominical.
De la Celebración destacó el momento de la imposición de manos por parte del Celebrante; nos invitó a considerar en el mismo día de nuestra celebración, que en este momento estamos dejando a Dios tomar las riendas de nuestra vida, nos comprometemos a que nuestra vida sea según la voluntad de Dios.



A continuación fuimos caminando hasta la parroquia de El Pilar donde Don Severino  y un gran número de sacerdotes nos esperaban. 
CELEBRACIÓN: Comenzamos con la música del coro de El Pilar y S.Francisco Javier. Gracias coro!


En la homilía, Javi García, nos compartió lo que significa físicamente el sacramento de la Reconciliación. Nuestra vida como católicos trascurre a mayor o menor distancia de Dios y tantas veces y por tan variadas causas rompemos con Dios, o nos alejamos, o sin tiempo para ser conscientes de ello nos vamos ocupando en otras cosas... y rompemos. 
Volver a Dios significa acortar distancias con Él, como se acorta una cuerda que, después de haberse cortado, vuelves a unirla mediante un nudo y otro y otro...

El sacramento del Perdón es uno de los mayores regalos que Dios nos da en nuestra vida de fe porque nos permite acortar distancias con Dios y ser conscientes una y otra vez de que Él esta ahí, en nuestra vida. 
 ¿Eres consciente de esos hilos que te unen a Dios y que son frágiles, susceptibles de ser cortados si te vas dejando?

Después de la Homilía, Javi da paso al Sacramento, los sacerdotes se dispersan por la iglesia y quedan a disposición de los jóvenes que van decidiendo su confesor y, sobre todo, su confesión.
Este es uno de los momentos más sagrados que se dan en una parroquia, cuando un joven, no habituado al diálogo con Dios, siente algo parecido al miedo, a la inseguridad, al temor de Dios... no sabe qué decir... la cercanía de Dios impresiona y temblamos... 
Todo son preguntas a su catequista, su persona de más confianza,... qué digo, qué me dirá, y si no lo digo todo... y ¿puede acompañarme mi amiga....? y ¿no podemos dejarlo para otro momento...? ...
La iglesia se convierte en un bullicio tembloroso que manifiesta la acción del Espíritu de Dios que remueve los corazones y les permite ser conscientes de lo que puede ser pecado en nuestra vida.
Los sacerdotes están dotados de una sabiduría misericordiosa que les permite acoger a la medida de la necesidad de cada joven. y poner seguridad donde hay miedo, y certeza del amor de Dios donde hay duda y poner en camino a quien no sabía muy bien si  estaba o no en los caminos de Dios.

Tras la confesión los jóvenes compartían una misma penitencia, o mejor dicho, un mismo regalo: la mirada directa a la cruz donde murió quien resucitó por amor a nosotros.



Y cada uno a su grupo y a preparar su celebración.
2 de junio en Rosales.
... en San Rosendo
... En S.Francisco Javier - el Pilar
... en San Antonio
...
24 junio en Franciscanos.

0 comentarios: