18.4.17

Camino de Santiago 2017: El ser bastón

¿Como escribir en pocas palabras lo que ha sido para mi el camino de Santiago? 

La verdad es que es muy dificil englobar tantos sentimientos y experiencias en un simple párrafo, pero lo voy a intentar. 

A pesar de no conocer a nadie, desde el principio me sentí muy acogida y querida por todos. Cierto es que se ha interpuesto algún que otro obstaculo y ampollas... No obstante, siempre había alguna mano amiga que me ayudaba a continuar. Siempre había alguien que me dedicaba una sonrisa cuando no me encontraba bien, que me transmitía esa alegría y esa felicidad de ser Cristiano, dispuesto a ayudarte, conocerte y comprenderte. 

En ocasiones se necesita parar a reflexionar sobre uno mismo y reconocer que necesitamos la ayuda de Dios para cambiar, pues nosotros solos no podemos, y esta semana así lo he hecho. Además he vivido la Semana Santa de una manera distinta, pero mucho más intensa, que me ha ayudado a contemplar ciertos aspectos que nunca había pensado, como por ejemplo que yo he sido quien he clavado a Jesús con mis pecados o que él mismo a veces también merece ser consolado.

Pero no todo ha sido orar y reflexionar, también he podido disfrutar momentos únicos y conocer a personas increíbles, que me han demostrado que no hay nada imposible, que no hay gloria sin sufrimiento... 

Todos hemos sido el bastón de todos. Todos hemos aportado algo al compañero y, al fin y al cabo, eso es lo maravilloso del Camino de Santiago, que TÚ eres importante, que TÚ eres único y que sin TI no habría sido igual. 

No se cuando podré volver a veros, pero lo que sé seguro es que lo haré... Esto no es un adiós, es un hasta luego.

SARA GONZALO










0 comentarios: