18.2.17

Testimonio ULELN: Dudas, verguenza y agradecimiento


Antes de comentar que me pareció y como me sentí,  quiero dar gracias a Dios, y al grupo que lleva a cabo este proyecto de evangelización. Ha sido una noche maravillosa.

Cuando me tocó acogida primero me dije a mi mismo,
“¿seré capaz de hablar con los lleguen?”, pero después me animé a acercarme los que entraban. Al principio eran solo gente mayor, no jóvenes, pero después pude acoger a una pareja de jóvenes, que eran buenas personas. Ellos eran cristianos pero era la  primera vez que entraban en la Iglesia, a rezar delante de Cristo. También vino un chaval joven de Madrid. Este chico era un cristiano practicante y él siempre le daba gracias a Jesús por haberle ayudado en su vida, porque hace 11 años había perdido a su padre y gracias a Jesús su vida aún hoy tiene sentido. Esto me emocionó mucho por que es sorprendente que un joven ponga en primer lugar a Jesús en su vida, reconociendo todo el bien que le hace día a día.


Después entró un chaval que también era la vez primera vez que entraba en la Iglesia para rezar delante de Cristo. Pero este chaval no fue capaz de ir a presentar su oración ante Cristo. Me decía “ya he escrito la oración, pero me da vergüenza caminar hasta donde esta Cristo para ofrecerle la oración”. Yo intenté animarles, pero ellos decidieron marcharse sin poder ofrecer la oración que habían escrito.


Para mi fue una buena experiencia. Aunque hubo mucha gente, sobre todo personas mayores, que solo querían sentarse a rezar un rato.

Agradezco a Dios esta oportunidad que me ha dado, de poder ser uno mas para poder transmitir esta Buena Noticia. Me gusta ver como todos los jóvenes que participan en este proyecto evangelizador, se entregan, para que la palabra de Jesús llegue a todos. Esto es una riqueza.


Que el buen Dios continúe derramando su gracia sobre todos los que hacen posible este proyecto que y que siempre vaya hacia adelante.

Que Dios les bendiga.



Ambros









0 comentarios: