15.4.16

Testimonio ULELN - V



EL SEÑOR ES LA LUZ DE LA NOCHE

El sábado 2 de abril participé por segunda vez en “Una Luz en la Noche”. Nuevamente me tocó el ministerio de intercesión, pero Jesús siempre “hace nuevas todas las cosas”. Fue una experiencia muy diferente a la anterior. Nos explicaron que quizás tuviéramos frío, incomodidad, sueño en la iglesia al estar orando y nos decían que todo esto también podíamos ofrecerlo al Señor… en mi interior pensaba: vale, pero no creía que eso fuera a suceder.

 Me dispuse a orar con toda intensidad por la pareja, que me correspondía interceder, y por todos los jóvenes con los que se encontrarían. Pasaba el tiempo y comencé a sentir frío, incomodidad, me dolía todo el cuerpo, no sabía cómo colocarme y para colmo no entraba gente en la iglesia.

Ofrecí mi vida y la puse a los pies de Jesús-Eucaristía. Sentí, que el Señor, me invitaba a confiar y me enseñaba que “sus planes no son los nuestros”.

Al escuchar los testimonios de los que habían ido a la calle, las conversaciones que habían mantenido con los jóvenes y sus distintas reacciones, comprendí todavía mejor que la hora de Dios llega a cada persona, cuando quiere y de la forma más insospechada… sin duda a nosotros sólo se nos pide ESTAR, ÉL ES LA LUZ DE LA NOCHE.

Rocío




0 comentarios: