2.3.15

¡¡¡ Ya llega el ENE 2015 !!!















ENE es un encuentro anual que pretende unir, capacitar e inspirar a los 
actores clave en el proceso de la Nueva Evangelización, respondiendo a la 
llamada de la Iglesia y al mandato a evangelizar del Señor (Mt 18, 19-20)
 
 
Un lugar privilegiado dónde conocer “en vivo” las experiencias y 
metodologías más eficaces de la actualidad (y a sus 
protagonistas), así como un espacio de análisis de tendencias 
de cara al futuro.

Una manera única de conectar con todos aquellos que han 
sentido la llamada a la misión y tienen la inquietud de trabajar 
de una manera transversal por la Iglesia, traspasando las 
barreras personales de carismas y estilos propios, para aprender 
de otros.

Una propuesta de trabajo para el resto del año, que inspire la 
formación de Escuelas de Evangelización y Discipulado, donde 
se aprenda y capacite a las personas para ser discípulos al 
tiempo que evangelizadores.

Un estímulo de cambio para la Iglesia, que ayude a los 
participantes a llevar lo aprendido a sus diócesis, grupos y 
comunidades, aplicándolo a la luz de sus carismas respectivos.

Un estilo nuevo en su ardor, en su metodología y en su expresión, 
de acuerdo con las llamadas de Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Una propuesta novedosa, en definitiva, que quiere estar llena de 
amistad, actualidad, ideas nuevas y Espíritu Santo. Que aspira a 
entender, interpretar, y contribuir al desafío de la Nueva 
Evangelización para la Iglesia.

¿PARA QUIÉN?

ENE supone una propuesta transversal, que abarca tanto 
a laicos, como a sacerdotes y religiosos/as, con la 
pretensión de potenciar el carisma de cada cual, de 
forma que lo aprendido allí pueda ser aplicado en las 
comunidades, parroquias y movimientos de origen. 

Está por tanto abierto a todos los miembros de la Iglesia 
ya involucrados en la tarea de la Nueva Evangelización, 
así como a quienes, sin estarlo aún, quieren prepararse 
para la misma. 

Por su índole propia se dirige a gente con capacidad de 
influir en otras personas: sacerdotes con 
responsabilidades pastorales, laicos involucrados en la 
evangelización, religiosos/as de vida activa, profesores 
de religión, catequistas, y, en general, cristianos 
deseosos de servir a los demás desde puestos de 
responsabilidad prácticos.




 

0 comentarios: