29 ene. 2015

¡¡¡ +14 en Santiago !!!

Con mucha ilusión, comenzamos la preparación de C+14 (convivencia +14) en nuestra Parroquia, los catequistas.

Fue Alex, el que preparó la dinámica de presentación y los juegos ¡Realmente genial!

Buscando un video motivador, recordábamos el  que utilizamos durante la formación de  los catequistas que realizamos todos los viernes en Sar: el testimonio de Tim Guênard.

A partir de allí, les propusimos unos momentos de reflexión , para responder en un post- it unas preguntas que los ayudarían a la meditación y que las iban pegando dentro de una figura humana . Resultaron una apertura de su corazón, ¡¡¡hasta aplaudimos algunos!!! “Arranca de mi pecho el corazón de piedra”

Habiendo pasado algo más de una hora, ya teníamos hambre, así que fuimos a merendar “porque tuve hambre y me diste de comer”. En donde también cantamos, bailamos y lo pasamos bárbaro … ” miren cómo se aman” .

Llegó el momento de celebrar en el templo este encuentro fraterno y la comenzamos haciendo una reflexión creyente a partir de la lectura del Antiguo Testamento, en donde  los profetas anuncian al pueblo de Israel que Dios quiere que pongan todos sus esfuerzos en construir un mundo mejor, caracterizado por la verdad, la libertad, la justicia, el amor a los pobres, la gratuidad, la generosidad… es decir, un mundo en el que todos nos vemos hermanos.

Como nos dice el Papa Francisco, “renovamos ahora nuestro encuentro personal con Jesús, o al menos,  tomar la decisión de dejarnos encontrar por él “, leyendo en los Hechos de los Apóstoles, vemos unas relaciones entre los hombres marcadas por el amor, la generosidad, como si fuésemos hermanos, y JESUS  estará ahora en medio de nosotros durante la Exposición del Santísimo…cantamos y rezamos al Señor.

Para terminar, sacamos unas breves conclusiones de todo lo que compartimos durante la convivencia : ¿Es posible vivir como hermanos, construyendo el mundo todos juntos? Sí, es posible construir como hermanos, un mundo nuevo por el don del Espíritu Santo que se nos ha dado en el Bautismo y que nos hace partes de una gran familia mayor que la de la sangre, la Iglesia, la de los hijos de Dios.

M. Verónica, catequista de la parroquia Sta. María del Sar

 
 
 
 

0 comentarios: