11.2.14

Testimonios Una Luz en la Noche

Si unas horas antes nos dicen como podría ser "una Luz en la  Noche en Pontevedra", ninguno imaginaríamos la noche grandiosa que hemos vivido. A pesar de ser "proposición chunga", de observar caras totalmente desconcertadas, de risas, de preguntas, de intriga... hemos conseguido que esa Luz se encendiera en muchos jóvenes. A mí me ha tocado salir a la calle, una experiencia indescriptible, que invitaría a todo el mundo a experimentar.
Hemos tenido muchos nervios, pero nuestra alegría se antepuso a todos ellos.
Una de las sensaciones más bonitas que hemos tenido mi compañero y yo, es volver a la Iglesia una vez finalizado y encontrarnos de rodillas ante Jesús una pareja que habíamos parado en la calle.
Una vez más Jesús has logrado un antes y un después en mi vida, tras "una Luz en la Noche en Pontevedra"
Ana Canal 

Me faltan las palabras... Mi primera Luz en la Noche y ¡ha sido espectacular!
Desde el ministerio que me encomendaron, que fue el de intercesora; orando por mi pareja y en general por todo el proyecto que en ese momento se estaba llevando a cabo; pude descubrir realmente el enorme "poder de la Oración". Ofreciendo al Señor mi cansancio, mi debilidad... y viendo con mis propios ojos sus frutos, cada joven que veía que entraba y se arrodillaba delante del Santísimo me alentaba a seguir orando.
No me canso de dar gracias al Señor por ser el nuestro guía, y así ¡los jóvenes evangelizamos a otros jóvenes!
Melissa Salgado



Poder realizar el curso base de centinelas fue, sin duda, una experiencia enriquecedora. Supuso el conocimiento de lo esencial que es para un cristiano evangelizar y llevar a Jesús a todos, de no guardar este tesoro, sino de compartirlo. Me siento profundamente agradecida con el Padre Andrea y Chiara.

Ya nos decía Juan Pablo II a los jóvenes, que fuésemos los Centinelas de la Mañana, que anunciásemos a Cristo Salvador.
Y llegó la primera Luz en la Noche, que fue una de las experiencias más bonitas de mi vida. Llena de fe, de confianza plena en Dios, de anuncio y esperanza. Una noche de encuentro con Jesús y oración.
Mi agradecimiento sincero a cada uno de vosotros que pusisteis todo de vuestra parte, especialmente vuestras oraciones, para llevar a cabo una Luz en la Noche que nunca olvidaré.

Rosa Domínguez

Despasxuventude

2 comentarios:

Teresa Sanz Acosta dijo...

Es asombroso lo que el Señor puede realizar cuando se lo permitimos. Damos gracias al Señor porque os hizo capaces de aceptar con alegría e ilusión esta misión que os encomendó.

Anónimo dijo...

¡La experiencia ha sido todo un éxito! Hemos salido del "balcón" y eso ha dado esperanza y vida a la lglesia. Esta experiencia ha enriquecido nuestros corazones, ya que se ha visto cumplida la voluntad de Dios: evangelizar. Han sido muchos los miedos, debilidades e inseguridades que nos abatían antes de enfrentarse a tal hazaña o "locura divina", pero hemos sabido confiarnos y dejar nuestros miedos e inseguridades a un lado para poder así corresponder a su llamado y cumplir su legado.